Diálogo entre monje agustiniano y Santo Tomás de Aquino

Diálogo entre monje agustiniano y Santo Tomás de Aquino:



Santo tomás de Aquino. filósofo.
Monje





Monje- Maestro, sabemos que la única verdad es revelada por nuestra religión, pero hoy en día, empiezo a darle vueltas a la cabeza y me surgen demasiadas dudas. Anteriormente no me pasaba, porque creía firmemente que la razón contribuiría a mejorar mi fe en el cristianismo, pero con estos penosos acontecimientos vividos por mí,  temo que la razón me aleje de la fe.



Sto. Tomás -Recuerda siempre que la fe conoce verdades reveladas por Dios, y es importante que nunca se pongan en dudas, a pesar de lo mal que lo esté pasando uno.  La razón conoce verdades naturales del mundo, de lo que te puede estar pasando, y desde la fe y la razón puedo ayudarte. ¿Qué es lo que te pasa?



Monje- Para mi maestro las ideas constituyen un mundo perfecto, eterno e inmutable. La idea del bien, que debe aparecer en la cúspide de todas las ideas y además es la causa y fin de las demás. El conocimiento, que es propio de la razón, permite apreciar el orden de las cosas. Los que nos gobiernan con sus injusticias, no están a la altura, porque pienso que la idea del bien, solo está al alcance de unos pocos, los amantes de la sabiduría.



Sto. Tomás- Debes saber, que solo existe un mundo y es este en donde estamos, debemos de conocerlo. La razón nos ayudará con la ayuda de la filosofía. Debes saber que el poder de los gobernantes no procede directamente de Dios.  Toda ley natural dirige a cada ser al fin que le es propio, esta ley natural la debemos identificar con la ley moral, en ella la razón nos obliga hacer el bien y evitar el mal. La ley natural tiene su fundamento en la ley eterna, que es la que determina el orden del universo. La ley positiva, que determina el modo de convivencia, debe estar basada en la ley natural. Hijo mío las leyes contrarias no obligan en conciencia.



Monje- Pienso que las ideas solo se pueden conocer mediante una especial iluminación que Dios concede al alma, porque la realidad más importante es el alma, el cuerpo es un instrumento del alma. El alma es una sustancia espiritual simple e indivisible que asume las funciones cognoscitivas.  Pero esta especial iluminación que Dios concede al alma la pongo en duda. Estamos en un mundo donde diferentes religiones conviven (cristianismo, judaísmo y Islam). En estos momentos, en Castilla, luchan contra el Islam, matándose unos a otros. ¿Es que Dios solo ha iluminado a los cristianos, dándoles solo a ellos la razón?

       Dios ha creado una controversia .Si la creación es un acto libre de Dios y las esencias de todas las cosas creadas se encontraban en la mente de Dios, como modelos de las cosas tanto creadas en el momento original, como las que irían apareciendo con posteridad. ¿Cómo es que ha creado varias religiones? ¿Varias maneras de pensar?

       Si Dios es el fin al que tiende la vida del hombre, creo que a ese fin no llegaremos todas las personas.

      ¿Qué ser perfecto o supremo tenemos?



Sto. Tomás- Hijo, ¿pones en duda la existencia de Dios? Quiero decirte, que no te atrevas a poner en duda las enseñanzas que hemos adquirido desde la fe, esas son sagradas. Las verdades naturales del mundo, debemos razonarlas, porque a través de la razón, podemos conocerlas.

      Debes saber que el mal es la ausencia del bien. Puede ser por deficiencia (las existencias de varias religiones) o culpa (Nos matamos unos seres humanos a otros). También debes saber, que un ser existe cuando Dios lo desea. Es contingente (está en acto). El ser humano es una substancia compuesta simultáneamente de materia y forma, es decir, de cuerpo y alma. Es un animal racional (está en potencia). Para que te quede más claro: En Dios coinciden esencia y existencia, es necesario que exista.

     Hay un primer motor que es Dios, una causa ya encausada que lo originó todo, el único ser necesario es Dios, el único que reúne las cualidades de perfección es Dios. Debes saber que el mundo tiene un orden y una finalidad, y no puede ser ordenado por sí solo, el que ordena es Dios.

      Todo nuestro conocimiento comienza con los sentidos, los cuales originan una imagen particular que puede originar una idea abstracta y universal. Si estos infieles de que me hablas, no le ha llegado la palabra de Dios, por circunstancias, y ellos con su razonamiento y sabiduría han llegado a sacar sus conclusiones, pienso que están equivocados. Yo no quiero sangre, quiero dar argumentos por medio de la razón y ayuda de la filosofía.



Monje -Maestro, quiero decirle, que cuando Jesucristo enseñaba sus palabras, las hacía desde la humildad, desde la sencillez, etc. Proclamaba unas ideas de bien y justicia en un mundo que el idealizaba de tal forma, que ahora no tienen cabidas leyes y principios de nuestra Iglesia. La Iglesia es rica, quien la defiende también y todos sus vasallos no son tratados como él hubiera querido. También tratamos a nuestros enemigos mal, a veces los matamos.

      Según sus palabras, hay que tener en cuenta la gracia de Dios para poder alcanzar la felicidad. Yo veo imposible salvarse, por el simple hecho de practicar la virtud. Pienso que muchos de los que estamos ahora defendiendo a esta Iglesia, no contaría con la gracia de Dios. Creo que todo lo creado es bueno, ya que el ser y el bien se identifican, por lo que pienso que el mal no es una forma de ser, es algo negativo: Carencia de ser.



Sto. Tomás- La sociedad que tenemos hoy en día es necesaria al individuo, aunque no sea un bien perfecto. El hombre es un ser social nacido para vivir en comunidad con otros hombres.

      Hijo mío, déjate guiar por la razón, cuando sientas dudas, piensa que toda acción tiende hacia un fin, que la felicidad se dirija hacia la contemplación de la primera causa y principio del ser, que por supuesto es Dios. Te recuerdo que el objetivo de tus conductas o acciones deben ir encaminadas en buscar la felicidad.



Monje -Pensaba que todas las instituciones del individuo, como la familia, se derivan de la naturaleza humana, y el poder de los gobernantes procede directamente de Dios. Pero veo que estoy equivocado y ahora entiendo porque debemos utilizar la razón y ayudarnos en la filosofía.

     

      Esta tarea me ha costado bastante trabajo, la he pensado mucho, pues tengo dos versiones y una es sobre lo que yo le preguntaría, pero como se trata de establecer una conversación ficticia, comprender las ideas de Platón, Aristóteles, San Agustín y Santo Tomás. Me gustaría hacer un comentario personal sobre ella:



      He querido resumir un poco de todo el ideario de Santo Tomás y su influencia aristoteliana en contraposición con el ideario platónico y de San Austin. He alargado un poco la tarea para conocer más a fondo el contexto de aquella época, en la que el razonamiento de Santo Tomás estaba en ebullición. Pienso que al cristianismo de aquella época, le hacía falta una explicación más contundente del que tenía hasta el siglo XIII, porque tenía muchas contradicciones y la iglesia había evolucionado mucho.

      Al final si voy a dar mi opinión personal: “Creo que se usó a la razón para explicar cosas inexplicables, adaptándola a la época en la que la Escolástica estaba en su apogeo”. Porque digo esto, pues, porque la diferencia entre lo que proclamaba Jesús de Nazaret a lo que proclamaba estos poderes eclesiástico, había cambiado mucho.

      Estamos siempre ante preguntas sin respuestas:

¿Cuál es el ideal verdadero?

¿Qué es la felicidad y como alcanzarla?

      Cada uno la responderá con sus propios argumentos, pero a mí los de Sto. Tomás no me convencen.





Saludos de Rafa Guti

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cofradía en Villamanrique de la Condesa (Sevilla).

TODA UNA VIDA.

Translate

Seguir por correo electrónico.