Buscar en este blog

Páginas Interesantes.

jueves, 5 de julio de 2018

La Pirámide de Egipto que destruyeron.


Pirámide de Dyedefra.



Abu Rawash Pyramid.jpg
De No machine-readable author provided. AhlyMan assumed (based on copyright claims). - No machine-readable source provided. Own work assumed (based on copyright claims)., Dominio público, Enlace

   

      Hace aproximadamente 4.500 años, un hijo de Keops y hermanastro mayor de Kefrén llegó a faraón con el nombre de Dyedefra,  y construyó una pirámide más alta que la de su padre, la conocida como Gran Pirámide en Giza, en Abu Rawash, a sólo 8 kilómetros de distancia. Varios indicios y descubrimientos recientes inducen a pensar que la demolición de la pirámide sucedió en tiempos romanos, y que la pirámide fue utilizada como cantera para construir diversos palacios y otros edificios
      Hasta mediados de los 90, arqueólogos e historiadores creían que nunca llegó a terminarse y apenas quedaba memoria del casi desconocido faraón que la erigió.

      En 1995, un equipo franco-suizo bajo la dirección de Michel Valloglia inició en Abu Rawash las excavaciones arqueológicas cuyos sorprendentes resultados ha revelado el documental que Canal Historia. "La pirámide perdida". 


"Durante los 12 últimos años hemos excavado allí y hemos sacado a la luz gran parte de la historia de la IV dinastía, las luchas por el poder y parte del misterio de la construcción de las pirámides", añadía en la presentación internacional del documental 'La pirámide perdida', una película rodada durante tres años de excavaciones por Canal Historia.

     El faraón Dyedefra, que reinó en Egipto hacia el año 2556 a. C., hace casi cinco milenios, construyó una pirámide de más altura y más suntuosa, que las cuatro que se veían desde las orillas del Nilo.
Un grupo internacional de arqueólogos ha descubierto que las ruinas que hoy pueden verse en Abu Rawash, a pocos kilómetros de El Cairo, corresponden a la llamada pirámide perdida, cuyas piedras han acabado con muchas de las leyendas que han rodeado el reinado del que fuera el heredero de Keops.
"Esta pirámide fue la más alta de todas las del complejo de Giza (Keops, Kefrén y Micerinos) y su piedra era de mejor calidad. Durante años se pensó que no había sido terminada de construir, pero hemos comprobado que no fue así. Sus piedras fueron utilizadas durante siglos para construir en El Cairo", Dijo Zahi Hawass, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades egipcio.
     
Los restos de la pirámide del enigmático Dyedefra no levantan hoy más de 10 metros del suelo. Están en una colina de Abu Rawash, que en el reseco desierto y que ahora es una zona militarizada. 
     A lo lejos y con poca visibilidad,  se observan  las siluetas de las otras tres pirámides de Giza, con las que esta majestuosa obra nunca estuvo conectada, según los arqueólogos que han trabajado en este gran proyecto.
Hawass cree que el hijo de Keops eligió este lugar a cierta distancia de Giza, el cementerio de su dinastía, porque quería ser independiente de su familia y su alto enclave pondría su tumba más cerca del Sol, del que se cree que fue su dios.

Ocho años de construcción

     La pirámide,según los investigadores, superaba en 7,62 metros de altura a la de Keops, que tiene 146 metros. Cada una de las caras, en su base, medían 122 metros y el ángulo de inclinación era de 64 grados, si bien una variación impidió que se colapsara.

     Fue levantada con caliza y granito rojo de Asuán, como la de su padre. El material llegaba desde 800 kilómetros de distancia por el Nilo y alcanzó Abu Rawash a través de grandes canalones. Allí, utilizando una dura piedra de dolerita, se partían los bloques, a los que daban la forma precisa con una especie de sierra de cobre con el filo de cuarzo. Cada una de las piezas de ese inmenso puzzle pesaba aproximadamente 25 toneladas y se necesitaban hasta  más de 300 personas para moverla.
     La mayoría de los trabajadores que llegaron, para construir esta prirámide,  a Abu Rawash, aproximadamente unos 15.000, en los ocho años que se piensa que duró la construcción, fueron agricultores que realizaban este trabajo cuando las crecidas del Nilo inundaba sus tierras de cultivo. 
Una profunda grieta, que se ve en la tierra, se piensa que fue el pasaje de bajada a la cámara subterránea, está ahora al aire libre y ha servido para comprobar que en la primera fase se utilizó argamasa para consolidar el interior donde debía descansar el faraón en su viaje a la otra vida.

      Han sido ellos los que han hallado el cartucho con el nombre del faraón en jeroglífico, prueba irrefutable de que allí estuvo Dyedefra, faraón de la dinastía IV y el primero que incluyó al dios del sol, Ra, en su nombre. Reinó a continuación de su padre, Keops, y precedió a su hermanastro Kefrén en el trono del Alto y el Bajo Egipto.
     
      Los estudios recientes sugieren que Dyedefra no asesinó a su hermano, y que la elección del nuevo emplazamiento para la pirámide estuvo motivada por la relativamente avanzada edad del nuevo faraón. La escasez de tiempo le habría impulsado a buscar una solución acelerada para su enterramiento, eligiendo una elevación natural del terreno para su pirámide. Hay indicios de que el faraón no reinó 8 años como antiguamente se pensaba, sino al menos 22, por lo que habría sido posible terminar la obra. Esta teoría se ha visto reforzada por el descubrimiento de construcciones para el culto que perduran hasta la V dinastía; algo que sólo parece tener sentido si efectivamente el enterramiento tuvo lugar.

Dyedefra 3D-1.jpg
De 3coma14 - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, Enlace

Un saludo Rafa Guti

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir por:

siguenos en Google+ siguenos en facebook siguenos en Twitter Canal de youtube

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Buscador:

Seguir por Email.

Translate